Resucitó, nuestro Salvador vive



Para muchas personas aquí en Uruguay esta semana esta denominada de diferentes maneras, de turismo, de la cerveza, semana criolla etc.  
Sin embargo para los que creemos en Dios, esta semana es un recordatorio de lo que Jesús hizo por nosotros, a través de su entrega en la cruz.
Por supuesto el hecho más que importante y que expresa el señorío de Jesucristo es su resurrección.
Aunque el Señor cargo nuestros pecados y pagó el rescate, la muerte no pudo retenerlo porque Él era sin mancha, sin pecado.

El suceso de la encarnación, vida, muerte y resurrección de Jesús nos muestra que las Escrituras son verdaderas es la confirmación que Jesucristo es el Hijo de Dios y que cada creyente por medio de la fe estamos unidos a Él.
Hemos muerto con el Señor y a través suyo hemos recibido por gracia su justicia y la esperanza viva que en el día postrero resucitaremos como Él resucitó.

¿Acaso podríamos haber creído si Él hubiera perdurado en los dominios de la muerte?
El Apóstol Pablo en su primera carta a la iglesia en Corintios hace una exhortación a algunos que no creían en la resurrección.
En pocas palabras el expresa que el fundamento de la fe en Jesucristo en cada creyente es que Él vive porque...

…si Cristo no resucitó, vana es entonces nuestra predicación, vana es también vuestra fe. 1 Corintios 15:14

Sin esa confirmación no habría perdón de pecados ni esperanza de salvación.
Pero la Palabra de Dios es fiel y verdadera porque en ella no sólo se detalla que los apóstoles le vieron luego de resucitado sino 500 personas más.

Hoy vivamos pues el hecho maravilloso de la resurrección de Jesucristo en nuestras vidas. Que nuestra fe se afirme cada día más en la esperanza maravillosa que nuestro Rey y Señor viene pronto confirmando las palabras del apóstol Pablo en 1 Corintios 15:52…

…los muertos serán resucitados incorruptibles, y nosotros seremos transformados.

¡Jesús Vive!


Que tengan una semana bendecida

Ana María Álvarez


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por darme el regalo de tu amistad.
Cada mensaje, cada comentario es una bendición para mi vida.