Dios continúa trabajando en ti



Podemos mirar atrás cuando el Señor nos encontró, posiblemente muchos de nosotros lastimados, espiritualmente moribundos, vacíos, perdidos, sin una razón para vivir.
Pero allí estaba Él, abrió nuestros ojos, despertándonos de un sueño amargo que quizás pensamos nunca despertar.
Fue por su amor incondicional, que sanó nuestras heridas, nos levantó y restauró; El Señor sólo Él le dio sentido a nuestra vida.

Como un escultor dando forma a su obra, hoy pasado el tiempo podemos ver que su trabajo aún continúa en nosotros.
Muchas serán las veces que veremos que se nos hace tan largo el camino, y sentiremos nuestros pies cansados sin fuerzas para continuar.
Llegado ese momento  debemos recordar que todo lo que pasa en nuestra vida tiene una razón de ser, es parte de un propósito.
Un propósito que muchas veces no lo entendemos, porque como dice su Palabra…

Porque mis pensamientos no son vuestros pensamientos, ni vuestros caminos mis caminos, dijo Jehová. Como son más altos los cielos que la tierra, así son mis caminos más altos que vuestros caminos, y mis pensamientos más que vuestros pensamientos. Isaías 55:8-9


Y al mirar lo que hasta hoy Dios hizo en cada uno de nosotros, debemos disfrutar de lo que ya nos ha sido dado, reconociendo que la obra de Dios en nosotros todavía continúa. Con la fuerza del Señor no nos detengamos, ¡sigamos adelante!

Ana María Alvarez

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por darme el regalo de tu amistad.
Cada mensaje, cada comentario es una bendición para mi vida.