Salmos 46:10


Todo el Salmo 46 es una muestra del gran poder del creador, dándonos palabras de confianza para dejar todo en las manos de El.
Dentro del mismo se encuentran estas palabras que dan fuerza a nuestras vidas:
Estad quietos, y conoced que yo soy Dios. Salmos 46:10
Las mismas son una invitación a esperar en el Señor, David era un hombre entregado a Dios, el le conocía profundamente, el sabía que era un Dios de poder y que tenía sus tiempos, pero que nunca dejaría que sus hijos sucumbieran en medio de las pruebas.
Dios nos ama, a ti, a mí y a todos aquellos que hacen su voluntad y le esperan.
Hoy si estás en medio de un dolor, una aflicción recuerda que el Dios de Jacob nunca te desamparará.
Simplemente estate quieta, dejando en las manos del Altísimo todas esas cargas para conocer en los hechos su grandeza y su poder y con una revelación divina te dará la victoria.

¡Dios está en control!

Ana María Alvarez Kipreos


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por darme el regalo de tu amistad.
Cada mensaje, cada comentario es una bendición para mi vida.