Éshet jáyil


Hoy vamos a ver unos de los poemas según la Torá más hermoso que se haya escrito a la mujer, lo encontramos en Proverbios 31:10-31. Las cualidades de mujer que define este poema, han sido y es el modelo que los hombres judíos tratan de encontrar para contraer nupcias y por supuesto es también la que alienta a las mujeres de tratar de imitar.
Si les parece pasamos a leer el mismo…

Mujer virtuosa, ¿quién la hallará? 
Porque su estima sobrepasa largamente a la de las piedras preciosas.
El corazón de su marido está en ella confiado, y no carecerá de ganancias.
Le da ella bien y no mal todos los días de su vida.
Busca lana y lino, y con voluntad trabaja con sus manos.
Es como nave de mercader; trae su pan de lejos.
Se levanta aun de noche y da comida a su familia y ración a sus criadas.
Considera la heredad, y la compra, y planta viña del fruto de sus manos.
Ciñe de fuerza sus lomos, y esfuerza sus brazos.
Ve que van bien sus negocios; su lámpara no se apaga de noche.
Aplica su mano al huso, y sus manos a la rueca.
Alarga su mano al pobre, y extiende sus manos al menesteroso.
No tiene temor de la nieve por su familia, porque toda su familia está vestida de ropas dobles.
Ella se hace tapices; de lino fino y púrpura es su vestido.
Su marido es conocido en las puertas, cuando se sienta con los ancianos de la tierra.
Hace telas, y vende, y da cintas al mercader.
Fuerza y honor son su vestidura; y se ríe de lo por venir.
Abre su boca con sabiduría, y la ley de clemencia está en su lengua.
Considera los caminos de su casa, y no come el pan de balde.
Se levantan sus hijos y la llaman bienaventurada; y su marido también la alaba: muchas mujeres hicieron el bien; mas tú sobrepasas a todas.
Engañosa es la gracia, y vana la hermosura; la mujer que teme a Jehová, ésa será alabada.
Dadle del fruto de sus manos, y alábenla en las puertas sus hechos.
Proverbios 31:10-31

Desde el punto de vista según los estudiosos de la Torá, se cree que el poema de “la mujer virtuosa” (En hebreo Éshet jáyil - mujer fuerte, de poder, de valor)  fue realizado por Abraham para elogiar a Sara (madre de Israel) su esposa, en su memoria, luego que esta hubo fallecido. El rey Salomón, hijo del rey David lo tuvo en cuenta para concluir el Libro de Proverbios.
Por otro lado los estudiosos de la Biblia afirman que el rey Salomón es el creador del mismo.
Si bien entonces no está definido su autor, si podemos apreciar que el que lo creó se preocupó de exaltar las virtudes de la mujer, madre y esposa.
Para la mujer de todos los tiempos es un referente y un canto a su dignidad y honor.

NOTA: Al llegar la noche del viernes, antes de la santificación del día de reposo (Kidush) en cada hogar, el esposo luego que se prenden las velas del Shabat, recite este poema a su esposa, para recordar y agradecer todo lo que ella significa para el y su hogar, luego bendice a los pequeños de la casa y pasan a la comida.
Es también este poema recitado en las bodas y en los funerales de las mujeres judías.
Algo interesante también de mencionar es que fue escrito en forma de acróstico, por lo que si lo leemos en su lengua veremos que empieza y termina en el orden del alfabeto hebreo (desde א - Alef, hasta ת - Taf).

Recitado Mujer Virtuosa

Yo siempre digo que dentro de lo que era la sociedad de Israel del Antiguo Testamento, no siempre el rol o responsabilidad de la mujer era el que se detalla en este poema.
Por lo que podríamos decir que el enfoque principal que quiso expresar el autor, es lo que cada mujer dedica de su tiempo esforzándose por buscar el bien de su hogar y familia.
Por supuesto que no estamos hablando de una mujer sumisa, porque esa no es la idea por la cual fuimos creadas, creo que el siguiente concepto judío nos pone en el lugar justo…
Según los sabios judíos, Adán no llegó a ser completo hasta el momento en que Eva fue creada, fue su complemento.
Eva en la Torá es nombrada "ézer kenegdó" ayuda idónea.
En el Libro de Génesis leemos lo que Dios dice…

Por tanto, dejará el hombre a su padre y a su madre, y se unirá a su mujer, y serán una sola carne. Génesis 2:24

O sea, no la mujer al costado del hombre, ni delante de el, ni atrás de el, sino uno, confluyendo ambos en uno solo.
A nivel espiritual, intelectual, financiero y en cualquier otro aspecto deben ser uno.
Cada uno deja de ver su propio beneficio y busca en proveer lo que necesita el otro, ese es en definitiva el vinculo matrimonial.
Ahora bien, definitivamente una esposa virtuosa es la que reúne las condiciones que Dios espera de ella, una mujer de propósito.

¿Pero como se puede llegar a ser una mujer virtuosa?

Para esta pregunta la siguiente respuesta.
Cada mujer debe tener la siguiente base…

*Digna de confianza.
*fuerte (que aún en medio de las circunstancias desfavorables su fe y su confianza esta puesta en Dios, por eso no se rinde sino que lucha para alcanzar su meta)
*Buena administradora de su tiempo y de todo lo que debe supervisar.
* No está ociosa, atiende con diligencia lo que Dios ha puesto a su cuidado, esposo, hijos, hogar.
*Su lámpara está encendida toda la noche, en la Biblia una lámpara apagada es sinónimo de pobreza, pero una lámpara encendida indica prosperidad.
*Es una mujer con visión.
*Su boca habla sabiduría, porque vive la Palabra de Dios en su vida, leemos…

Hijo mío, si recibieres mis palabras, y mis mandamientos guardares dentro de ti, haciendo estar atento tu oído a la sabiduría; si inclinares tu corazón a la prudencia, si clamares a la inteligencia, y a la prudencia dieres tu voz; si como a la plata la buscares, y la escudriñares como a tesoros, entonces entenderás el temor de Jehová, y hallarás el conocimiento de Dios. 
Porque Jehová da la sabiduría, y de su boca viene el conocimiento y la inteligencia.
El provee de sana sabiduría a los rectos; es escudo a los que caminan rectamente.
Es el que guarda las veredas del juicio, y preserva el camino de sus santos.
Entonces entenderás justicia, juicio y equidad, y todo buen camino. Proverbios 2:1-9

*Es compasiva, como vemos en el versículo 20, atendiendo las necesidades de los que menos tienen a su alrededor.
*Es de testimonio dentro y fuera de su casa, es reconocida por su familia y alabada.
*Es dependiente totalmente de Dios.

…y algo que debe ser primordial, se debe tener el temor de Dios en cada una de nosotras, respetándolo, haciendo su voluntad, obedeciéndole para demostrar así nuestro amor y ser agradable delante de El, porque en Dios radica tu poder y porque de todo deberemos dar cuenta.
Te animo entonces, a que busques desde joven las cualidades que están descritos en este poema, no sólo para tu vida matrimonial sino además para afrontar el desafío de la vida misma.

*Ana María Álvarez Kipreos



Te dejo aquí un video con la canción “Éshet Jáyil” 


video


Regálame un comentario si te fue de bendición

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por darme el regalo de tu amistad.
Cada mensaje, cada comentario es una bendición para mi vida.