Atiende su llamado






Después oí la voz del Señor, que decía: ¿A quién enviaré, y quién irá por nosotros? Entonces respondí yo: Heme aquí, envíame a mí. Isaías 6:9

Miles son las historias a través del tiempo de hombres y mujeres que sintieron el llamamiento de Dios a los campos misioneros para servirle.
Hombres y mujeres que dejaron todo detrás, para salir a la obra, si vemos alrededor de nosotros estamos en un mundo, lleno de odios, adicciones, falta de moral etc, pide a gritos una transformación.
Es un hecho que  no hay nada que humanamente lo logre, sólo hay una respuesta y está en Jesús el Salvador, por lo que sólo es posible cuando el hombre abra su corazón a El.
Esto tu lo sabes, ¿verdad?, sabes que hay vidas afuera que necesitan oír el mensaje, que hay que llegar hasta ellas…pero…algo te detiene.

Sabes una cosa lo que tu estás esperando es que otro vaya en tu lugar, dime ¿Cuántas veces has sentido ese llamado? ¿Cuantas veces allí en el silencio de tu cuarto has sentido el susurro de la voz de Dios llamándote a servir?, un llamado que queda en ti como un fuego que te quema por dentro.

Dios está esperando tú decisión, pero tú siempre lo pospones por las cosas que te atan al mundo, las comodidades, estudios, trabajo, familia y podría innumerarte muchas más.
Seguir a Jesús no es fácil, quizás venga a tus pensamientos que deparará tu futuro, la respuesta es que al igual que a los hombres que Dios llamó como Abrahán, Isaías, Jeremías, los apóstoles, El no te dejará faltar nada, pondrá calzados a tus pies y una almohada donde recostar tu cabeza, El te sostendrá, te capacitará, tratara con las áreas de tu vida donde eres más vulnerable, El te conoce y sabe que hacer.  
A veces se quiere entender el propósito de Dios para nuestra vida, pero fe es obedecer no entender, si El te llamó, cuidará de ti, sólo debes rendirte y confiar en el Padre de la Gloria.
Tienes un llamado que contestar, sólo toma el teléfono y exprésale que al igual que Isaías tu también estas dispuesto a ir, simplemente dile “Heme aquí, envíame a mí”











Todo el material en este blog Siguiendo hacia la meta, tiene el copyright de su autora. Por lo que no se autoriza la reproducción, íntegra y/o parcial, de los temas.



4 comentarios:

  1. Querida hermna Ana María preciosa entrada, "fe es obedecer, no entender", con tu permiso pongo esta frase en mi blog, en un lateral, donde pongo frases para reflexionar, por su puesto con tu nombre, porque creo que muchos cristianos debemos entender que precisamente eso es la fe.
    Dios te bendiga con bendición de lo alto y te siga unguiendo y usando a través de este medio.
    Recibe mi cariño. Ester

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hermana preciosa, gracias por tus palabras, toma lo que tu desees de mi rinconcito que todo es para compartir la gloria maravillosa de Dios.Que el Altísimo te bendiga grandemente, un fuerte abrazo y besos mil desde Uruguay.

      Eliminar
  2. Hola! Me gusto mucho tu blog :) tratas unos temas muy interesantes, y me agrada tu forma de escribir!

    Te invito a pasarte por mi blog:
    arbol-de-amor.blogspot.com.ar
    Para que me digas tu opinión :D

    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tus palabras, pasaré por tu blog y después te digo. Dios te bendiga

      Eliminar

Gracias por darme el regalo de tu amistad.
Cada mensaje, cada comentario es una bendición para mi vida.