El matrimonio





Hace algún tiempo leí que no hay matrimonios perfectos, pero si matrimonios saludables, para comprender este concepto debemos partir de la base que como humanos no somos perfectos.
Por lo tanto como seres imperfectos nos cuesta poder manejar los problemas o conflictos que se dan dentro del matrimonio.
Hay un pasaje en Eclesiastés que dice…

…un cordel de tres hilos no se rompe fácilmente. Eclesiastés 4:12

La razón única y principal por las que hay tantos divorcios es porque en esas uniones no existe Dios.
El matrimonio debe ser como un cordel de tres hilos, fuerte resistente, Dios, esposo y esposa, los tres juntos pueden resistir los embates que muchas veces golpean al matrimonio a lo largo de la vida.
Para comprenderlo mejor, el pecado separo al ser humano de Dios, por lo tanto vive sin Dios, cuando aceptamos la reconciliación a través de Jesucristo, pasamos a ser uno con Cristo.

Dios nos diseñó para que el hombre y la mujer se unieran y fueran uno, al tener ambos a Jesucristo las tres personas confluyen en una, tres hilos unidos, forman un cordel.
O sea, que tanto el hombre como la mujer va depender uno del otro y ambos de Dios.
Para que un matrimonio tenga una relación saludable debe tener como principios, la paciencia, la tolerancia y el respeto.

…con toda humildad y mansedumbre, soportándoos con paciencia los unos a los otros en amor, solícitos en guardar la unidad del Espíritu en el vínculo de la paz… Efesios 4:3-4

Y por supuesto con pequeñas grageas de amor que les muestro en el video, espero que lo disfruten y lo apliquen…






video





Todo el material en este blog Siguiendo hacia la meta, tiene el copyright de su autora. Por lo que no se autoriza la reproducción, íntegra y/o parcial, de los temas.

2 comentarios:

  1. hermosa reflexión amada hermana Ana María, visitandote nuevamente desde mi blog www.creeenjesusyserassalvo.blogspot.com
    RECIBE MUCHISIMAS BENDICIONES.

    ResponderEliminar
  2. Gracias Hermana querida por la visita, recibo mucha bendición cuando visito el tuyo. Que el Dios de Abraham, Isaac y Jacob bendiga tu vida y la de tu familia.

    ResponderEliminar

Gracias por darme el regalo de tu amistad.
Cada mensaje, cada comentario es una bendición para mi vida.