Ester reina de Persia Parte 2




Vamos si les parece a comenzar con la segunda parte del Libro de Ester esta joven judía, que llegó al palacio del rey Jerjes y cautivó a cuantos la veían por su belleza, gracia y sabiduría.
Ester un instrumento de Dios para salvación de su pueblo.

Ester elegida como reina

Anteriormente en la primera parte, hice mención que Jerjes había hecho grandes festejos  para buscar aliados y así poder invadir el continente griego.
En el tiempo de la llegada de Ester al palacio ya se había consolidado ese plan por lo cual la decisión del rey para elegir a la nueva reina tuvo que ser aplazado para tener una espera de cuatro años.
Vasti fue destituida del trono en el tercer año del reinado de Jerjes año 483 a de C. y Ester asumió como reina en el año séptimo del año 479 a de C. cuatro años más tarde.
Por lo que los estudiosos están de acuerdo que esos años intermedios corresponden a que el rey Jerjes no estaba en Persia
Esa ausencia se debió en un vano esfuerzo de conquistar parte de Grecia, volviendo cuatro años después, tras su derrota en Salamina, donde sus flotas fueron totalmente destruidas y sus tropas expulsadas.
A su regreso entonces debe haberse producido la presentación de Ester ante el y este enamorándose de ella la corona como reina.
Ahora bien, Persia estaba constituida por siete distinguidas familias y de lo cual había una ley que ordenaba que la reina tenía que ser elegida entre jóvenes de esas familias, Vasti (Amestris) por ejemplo era hija de Otanes, un noble persa que fue aliado con Dario el grande (padre de Jerjes)  y le ayudó en su ascensión al trono. Entonces ver la ascensión de Ester como reina nos muestra verdaderamente la mano de Dios, todo estos hechos, Dios los fue permitiendo para que ella estuviera en ese lugar.

Que posición tenía Mardoqueo

En el libro leemos que Mardoqueo por ese tiempo se sentaba a la puerta del rey, dándonos a entender que el era parte de los siervos del rey. 
Era costumbre persa, que el rey tuviera personas para resolver asuntos legales, como magistrados o jueces que se sentaban a su puerta.
Por lo que podemos pensar y no es de descartar, que Ester haya pedido que nombraran a su primo en un puesto de gobierno, ya que era tradición cumplir un regalo (merced) a la reina en el día de su coronación.

Mardoqueo estaba sentado a la puerta del rey. Ester 2:19 
En aquellos días, estando Mardoqueo sentado a la puerta del rey… Ester 2:21

 Plan para matar a Asuero

Uno va leyendo el Libro de Ester y vemos como Dios está en todo momento permitiendo sucesos en la vida de los personajes, los cuales confluyen en su perfecto plan, se puede comparar como piezas de un puzzle que El va acomodando. 
Dios puso a Mardoqueo en el tiempo y el lugar preciso.
Dice que sentado a las puertas, escuchó a dos oficiales eunucos (guardianes de las puertas del rey) confabulando para matar al rey.

NOTA: Algo para resaltar, es que si bien los persas dejaron pocos datos sobre sí mismos, salvo algunas tablillas escritas en elamita o inscripciones en los bloques de los monumentos, Herodoto historiador griego dejó una parte muy importante sobre la historia persa. El nos cuenta las luchas internas que se suscitaban dentro de la corte.
Vemos entonces, que el plan de estos oficiales para matar al rey descubierto por Mardoqueo era parte de una conspiración ideada por alguien cercano al rey.
Años después el reinado de Jerjes finalizaría  abruptamente, a causa de las intrigas del visir Artábano, junto con el comandante de la guardia de palacio y el encargado de la casa real, Jerjes moriría asesinado en su lecho, en el año 465 a de C.
Herodoto
Historiador griego

Al oír Mardoqueo de esta confabulación, inmediatamente se lo hace saber a Ester, la cual se lo comunica al rey, en nombre de Mardoqueo.
El relato nos dice que esto queda asentado en las crónicas del rey. Este acontecimiento sería recordado más tarde por el rey al pedir que le leyeran dichas crónicas.

En aquellos días, estando Mardoqueo sentado a la puerta del rey, se enojaron Bigtán y Teres, dos eunucos del rey, de la guardia de la puerta, y procuraban poner mano en el rey Asuero.  Cuando Mardoqueo entendió esto, lo denunció a la reina Ester, y Ester lo dijo al rey en nombre de Mardoqueo. 
Se hizo investigación del asunto, y fue hallado cierto; por tanto, los dos eunucos fueron colgados en una horca. Y fue escrito el caso en el libro de las crónicas del rey. Ester 2:21-23

Amán descendiente de Agag

Agag era rey del pueblo de Amalec, este pueblo fue unos de los pueblos que obstaculizaron el camino del pueblo de Israel a la tierra que Dios les había prometido. Vemos en Exodo 17:8

Entonces vino Amalec y peleó contra Israel en Refidim. Exodo 17:8

…y dijo: Por cuanto la mano de Amalec se levantó contra el trono de Jehová, Jehová tendrá guerra con Amalec de generación en generación. Exodo 17:16

Luego años más tarde en el tiempo del rey Saúl, este recibe una orden precisa de parte de Dios.

Así ha dicho Jehová de los ejércitos: Yo castigaré lo que hizo Amalec a Israel al oponérsele en el camino cuando subía de Egipto.
Ve, pues, y hiere a Amalec, y destruye todo lo que tiene, y no te apiades de él; mata a hombres, mujeres, niños, y aun los de pecho, vacas, ovejas, camellos y asnos. 1ra Samuel 15:2-3

La destrucción tenía que ser total, pero Saúl perdona la vida del rey Agar, algunos amalecitas quedan como siervos y los animales los reparte a sus soldados como botín, por lo cual ante su desobediencia Dios trae palabra por medio del profeta Samuel predestinándole su caída.
Samuel por su parte cumple la petición que Dios le había encomendado a Saúl  y mata al rey Agar
Podríamos decir que si bien Agar es muerto, su odio hacia los judíos logra prevalecer en futuras generaciones hasta la persona de Amán.
En el tiempo de Ester, este estaba como segundo en el reino, era un hombre soberbio, codicioso y vengativo.

Después de estas cosas el rey Asuero engrandeció a Amán hijo de Hamedata agagueo, y lo honró, y puso su silla sobre todos los príncipes que estaban con él. Ester 3:1

El plan de Amán

Como hemos visto, el rey Asuero engrandeció a Amán, a tal punto que el rey había dado orden que toda persona se arrodillara e inclinarán ante el.
Pero Mardoqueo no lo hizo, cuando se entera Amán que Mardoqueo era judío y se negaba a inclinarse ante el, este se enfurece y jura destruir a Mardoqueo y a su pueblo.
El autor luego relata, que Amán pone el plan en marcha para exterminar el pueblo judío, va a que le echen suertes (pur) sobre que día vendría la destrucción.

En el mes primero, que es el mes de Nisán, en el año duodécimo del rey Asuero, fue echada Pur, esto es, la suerte, delante de Amán, suerte para cada día y cada mes del año; y salió el mes duodécimo, que es el mes de Adar. Ester 3:7

NOTA: Pur - Esta palabra significa en persa antiguo “suerte, lotería” es un derivado del acadio: “tirar los dados” una canica o dado no bien formado como un hueso con el que se usaba para ver si la suerte estaba a favor o en contra, si se podía hacer ciertas cosas o no. Entre los antiguos era común creer y poner su total confianza en estas cosas.

Y como se dice las suertes estaban echadas, Amán se presenta ante el rey Asuero presentándole unos argumentos muy convincentes, ante lo cual el rey es persuadido y autoriza el exterminio del pueblo judío entregándole el anillo con el sello real.
Con el mismo, Amán podía autenticar las cartas que mandaría a las provincias.
Es importante destacar, que antiguamente sellar con el anillo real, era el equivalente a la  firma actual o sea que todo documento sellado contaba con la aprobación del rey.

Vemos que cuando Mardoqueo se entera del edicto, dice que rasga sus vestidos del dolor tan grande que siente interiormente al saber la noticia, luego se viste de cilicio y ceniza, humillándose ante Dios pidiendo misericordia por la muerte que se aproxima a su pueblo.

NOTA: En la antigüedad los hombres se hacían un ropaje de pelo de cabra de color negro (cilicio) y se tiraban cenizas sobre sus cabezas para expresar su humillación y dolor.
Esto era aplicable en caso de pedirle a Dios, perdón, misericordia o penitencia por haber cometido algún pecado.  

Vacilación y temor por su vida

Cuando Mardoqueo le envía a decir a Ester, que había un edicto de muerte para el pueblo judío y que ella era la que tenía que interceder por ellos ante el rey, inmediatamente sus pensamientos se vuelcan en ver la dificultad que tendría que pasar.
A la joven judía le vienen dudas y teme por su vida por lo cual ante tal incertidumbre le responde dándole a entender, que no puede hacer nada ante la disposición real a la cual estaba supeditada.  

Todos los siervos del rey, y el pueblo de las provincias del rey, saben que cualquier hombre o mujer que entra en el patio interior para ver al rey, sin ser llamado, una sola ley hay respecto a él: ha de morir; salvo aquel a quien el rey extendiere el cetro de oro, el cual vivirá; y yo no he sido llamada para ver al rey estos treinta días. Ester 4:11

Este desafío que se le presentaba no era algo esperado en su rutinaria vida de palacio como se ve en el versículo 4:5
Por otro lado ella no estaba al tanto de lo que estaba sucediendo en el palacio, por lo que no conocía toda la maquinación tramada por Amán la cual se había plasmado en esa nueva ley. Pero detrás de toda esta situación estaba Dios para cambiar el rumbo de esta historia.

Obediencia y valentía

Mardoqueo recibe las palabras de Ester, el cual contesta con un mensaje terminante, causando en Ester una inmediata y decisiva respuesta.

Entonces dijo Mardoqueo que respondiesen a Ester: No pienses que escaparás en la casa del rey más que cualquier otro judío. 

Porque si callas absolutamente en este tiempo, respiro y liberación vendrá de alguna otra parte para los judíos; mas tú y la casa de tu padre pereceréis. ¿Y quién sabe si para esta hora has llegado al reino?  Ester 4:13-14

Ahora bien, Mardoqueo trata de hacerla recapacitar con sus palabras sacando de la mente de Ester, cualquier pensamiento que le hiciera suponer que  podía tener el favor real.
Por otro lado vemos un Mardoqueo hombre de fe, con sus palabras declaraba que el sabía que  Dios jamás abandonaría a su pueblo y que ella era necesaria pero no imprescindible, si ella se negaba otra sería la herramienta que Dios usaría para su plan.

Ante tal exposición de palabras que le enviara Mardoqueo, la pregunta final debe haber sido palabras detonantes para Ester.
Podríamos decir que ella visualizó la mano de Dios detrás de toda esta situación respaldándola y toda vacilación o temor desapareció, para dar paso a una mujer obediente y valiente. Sus palabras así lo verifican. 

Ve y reúne a todos los judíos que se hallan en Susa, y ayunad por mí, y no comáis ni bebáis en tres días, noche y día; yo también con mis doncellas ayunaré igualmente, y entonces entraré a ver al rey, aunque no sea conforme a la ley; y si perezco, que perezca. Ester 4:16

A través del ayuno Ester buscaba la providencia del Altísimo, quería enfocar toda su energía en buscar al Dios de sus padres, para poder así entender su voluntad.
Así podemos ver brotar liderazgo desde su interior, a partir de ese momento su mente estaría enfocada en ser un instrumento digno para Dios.
Algo que dicen los sabios judíos es, “que el Todopoderoso envía el remedio antes que la enfermedad” o sea antes de que acontezca el peligro Dios trae primero la salvación.
Y no cabe dudas que Ester fuera esa salvación anticipada que El envió para que su pueblo fuera salvado.

Ester, mujer sabia

En este punto del estudio, veremos que para idear un plan efectivo, la sabiduría fue un instrumento importantísimo en las manos de Ester.
Primeramente ella sabía que para que realmente el Todopoderoso, se manifestara y respaldara, ella y su pueblo debían someterse a El a través del ayuno y la oración.
En medio de su debilidad y clamor El se apiadaría de ellos.

Segundo como ya lo dijimos debía  idear un plan.
Ahora bien, por cálculos internos del libro de Ester, los sabios judíos asienten en común que esto habría sucedido a los cinco años de casada con Jerjes, si es así, nos encontramos con una mujer que ya conocía bien el carácter de su esposo y como agradarle para que el plan resultara.
Y así se presenta delante de su esposo, se nos dice que halla gracia ante sus ojos y extiende el cetro en dirección a ella, perdonándole la vida.

Leemos que Ester, cuando el rey le hace la siguiente pregunta…

Dijo el rey: ¿Qué tienes, reina Ester, y cuál es tu petición? 

Ella podía bien haberle dicho allí lo que pasaba y lo que su corazón adolorido deseaba, pero vemos que supo esperar, sabía que no podía apresurarse hablar, ese no era el momento ni el lugar, debía hacerlo en un ámbito más reservado. Recordemos que en la primera parte decía que el rey era muy influenciable, lo que ella declararía se trataba de un edicto del rey, o sea un acto de gobierno, en el momento que se presenta ante el rey, este no estaría sólo, sino que se encontrarían presentes los asesores de Jerjes, quienes quizás alguno fuese aliado a Aman.
Es ahí que Ester actuando sabiamente invita a su esposo a un banquete que ella le prepararía para el, pero algo curioso es que invita a Amán.
¿Porque Aman fue invitado? Que lógica le podemos dar a esto.
Por supuesto es de pensar, que estando el presente, Ester lo señalaría como el autor del exterminio que se aproximaba sobre ella y su pueblo y el rey no dependería de otras opiniones para tomar la decisión final. Todo se resolvería en la intimidad de ellos tres.

Vemos entonces que en este primer banquete aunque el rey le dice

Y dijo el rey a Ester en el banquete, mientras bebían vino: ¿Cuál es tu petición, y te será otorgada? ¿Cuál es tu demanda? Aunque sea la mitad del reino, te será concedida. Ester 5:6

Ella hábilmente le invita a el y Amán nuevamente a un nuevo banquete que llevaría a cabo al otro día.

Si he hallado gracia ante los ojos del rey, y si place al rey otorgar mi petición y conceder mi demanda, que venga el rey con Amán a otro banquete que les prepararé; y mañana haré conforme a lo que el rey ha mandado. Ester 5:8

Había logrado poner en el corazón del rey la inquietud de saber su petición y en el corazón de Aman confianza en que su persona era considerada ante el rey y la reina. Ella sabría que el corazón de Amán era ambicioso.
Cuenta el relato que este sale contento del banquete, su rey y reina lo consideraban y lo tenían en alta estima.
Pero algo empañaría esa felicidad…

Y salió Amán aquel día contento y alegre de corazón; pero cuando vio a Mardoqueo a la puerta del palacio del rey, que no se levantaba ni se movía de su lugar, se llenó de ira contra Mardoqueo. Ester 5:9

Aman se contiene y prosigue su camino a casa, cuando llega llama a sus amigos y a su esposa y hace alarde de todo lo que tenía y cuánto le había engrandecido el rey. Y dice que añadió el comentario, sobre la invitación al banquete que la reina había dispuesto para el rey y para el.
Luego de decir todas estas cosas, contó como se sentía con respecto a Mardoqueo.
Por lo que le sugieren los allí presentes, que le hiciera ahorcar. Y dice que esto agrado a los ojos de Amán y así lo hizo.
A la puerta de su casa ordena preparar la horca para Mardoqueo.

Y le dijo Zeres su mujer y todos sus amigos: Hagan una horca de cincuenta codos de altura, y mañana di al rey que cuelguen a Mardoqueo en ella; y entra alegre con el rey al banquete. Y agradó esto a los ojos de Amán, e hizo preparar la horca. Ester 5:14

El rey recompensa a Mardoqueo

Esa noche, cuenta el relato que el rey no podía dormir y manda a que le lean el libro de memorias y crónicas.

Aquella misma noche se le fue el sueño al rey, y dijo que le trajesen el libro de las memorias y crónicas, y que las leyeran en su presencia. 
Entonces hallaron escrito que Mardoqueo había denunciado el complot de Bigtán y de Teres, dos eunucos del rey, de la guardia de la puerta, que habían procurado poner mano en el rey Asuero. Ester 6:1-2

Y el rey pregunta

Y dijo el rey: ¿Qué honra o qué distinción se hizo a Mardoqueo por esto? Y respondieron los servidores del rey, sus oficiales: Nada se ha hecho con él. Ester 6:3

De aquí en más, lo que sucede debe considerarse como un cambio de rumbo, ya que Dios estaba mostrando la victoria sobre aquellos que le habían buscado de corazón.
Dice que los persas tenían dos condiciones importantes, una  muy importante para ellos, que era la verdad y otra el  ser agradecido.
El rey vio, que Mardoqueo no había sido recompensado por salvar su vida, por lo cual decide distinguirlo.
En ese preciso momento dice que Amán había venido para decirle al rey que Mardoqueo fuese ahorcado.
El rey le hace pasar y le pregunta…

Entró, pues, Amán, y el rey le dijo: ¿Qué se hará al hombre cuya honra desea el rey?... Ester 6:6

Cada uno de los movimientos perfectamente calculados que se iban sucediendo en los personajes de esta historia eran improbables que pasaran sin, el designio  del Dios de Israel que los llevaba adelante.
En lo secreto Dios actuaba, debemos pensar que habría pasado si esto no hubiera sucedido. Que triste despertar hubiera tenido Ester, con la noticia de que su primo hubiera muerto ahorcado.

Sin embargo en los próximos versículos, vemos que Dios tenía también, una recompensa para Amán.
Este en su mente pensó, que el rey quería honrarlo, por lo cual ante tal pregunta contesta lo que desearía para el.
Por lo que detalló toda la majestuosidad con la cual podía ser honrada una persona, la suya.
Este hombre orgulloso y soberbio cuando el rey le dijo que el honrado era el judío Mardoqueo, sólo atinó a obedecer, todo el plan de ahorcar a Mardoqueo había quedado sólo en eso, un plan frustrado.

Entonces el rey dijo a Amán: Date prisa, toma el vestido y el caballo, como tú has dicho, y hazlo así con el judío Mardoqueo, que se sienta a la puerta real; no omitas nada de todo lo que has dicho. Ester 6:10

El rey resuelve que el honor para honrar a Mardoqueo lo tuviera su principal noble, que era Amán.
Imaginémonos por un momento lo que habrá sentido, tendría ahora que humillarse, honrando aquel que le despreciaba frente al pueblo, al que odiaba con todo su corazón. 
Así fue recompensado Mardoqueo y por otro lado también el corazón perverso de Amán.

…Si de la descendencia de los judíos es ese Mardoqueo delante de quien has comenzado a caer, no lo vencerás, sino que caerás por cierto delante de él. Ester 6:13

Estas palabras fueron concluyentes, Dios había declarado su sentencia.

NOTA: Sabios - Que tiene una gran capacidad de pensar y de considerar las situaciones y circunstancias, para distinguir lo positivo de lo negativo.

Segundo banquete para el rey y Amán

Y llegó el día, Ester tenía todo preparado, el rey envía a su sirviente a la casa de Amán a buscarlo para ir al banquete y ambos se presentan ante Ester.
En el momento que Ester recibe por tercera vez la pregunta del rey…

…¿Cuál es tu petición, reina Ester, y te será concedida? ¿Cuál es tu demanda? Aunque sea la mitad del reino, te será otorgada. Ester 7:2

El la amaba y quería demostrárselo concediéndole lo que pidiera.
Ella por su parte le expone todo lo que su corazón había guardado hasta ese momento, señalando al autor de tan siniestro plan.
Cuando el rey escucha toda la declaración de Ester, dice que se enciende en ira y se retira hasta el huerto del palacio.
Amán al ver que el rey se había ido habrá presentido su final, ese acto del rey no era otra cosa que  su sentencia de muerte.
Esas palabras declaradas por sus sabios y su mujer, quizás hayan venido a su mente en ese momento “no lo vencerás, sino que caerás por cierto delante de él.”.
Su venganza se había convertido en su propia trampa, ahora le restaba suplicar por su vida y así lo hizo.
Cuando el rey vuelve malentiende la postura de Amán, ya que le encuentra sobre el lecho de la reina, sin vacilación decide enviarlo a matar.
Uno de los sirvientes se apresura a decir…

Y dijo Harbona, uno de los eunucos que servían al rey: He aquí en casa de Amán la horca de cincuenta codos de altura que hizo Amán para Mardoqueo, el cual había hablado bien por el rey. Ester 7:9

Si bien el rey, no estaba al tanto de las intenciones de Amán de hacer ahorcar a Mardoqueo, queda claro que el eunuco si lo sabía y muy bien porque hasta menciona al detalle todo, la altura, donde estaba puesta, le hace recuerdo además que Mardoqueo era quien había actuado a favor del rey.

Debemos recordar  como bien dice en Ester 2:15, que ella había ganado el favor de todos los que la veían, es muy probable que el fuera uno de ellos, fieles a su reina. Queda evidente que la intención de Harbona fue dar una estocada final, para ayudar a Ester.
Eso que Amán pensó que quedaría oculto ante los ojos de Jerjes, Dios lo trajo a la luz por medio del sirviente Harbona.
La misma horca que había sido preparada para Mardoqueo sería su destino.
Amán es ahorcado y es apaciguada la ira del rey.
Luego dice el relato que el rey le entrega el anillo que le había dado a Amán y se lo da a Mardoqueo, quedando en su lugar de distinción.

El pueblo continuaba en peligro

El decreto que daba la orden para exterminar al pueblo judío, era irrevocable, y aunque Aman había muerto el mismo proseguía su curso, el pueblo judío todavía estaba en peligro ¿Qué podría hacer Ester?
Ante la urgencia de la situación, ella decide presentarse ante el rey (Mardoqueo estaba presente), para pedirle que revocara la orden que había contra su pueblo.
Ante lo cual, Ester le pide que enviara un contra decreto a todas las provincias para que los judíos pudieran defenderse.
Esto inmediatamente es aprobado por el rey dándole la potestad a ella y a Mardoqueo para hicieran como bien les pareciese.
Se habían cumplido ya dos meses y diez días  del primer decreto enviado por Amán, cuando Mardoqueo envía el edicto con el sello y en nombre del rey a todas las provincias del reino, en las mismas se les da a los judíos el aval para reunirse y defenderse ante cualquier ataque.

…el rey daba facultad a los judíos que estaban en todas las ciudades, para que se reuniesen y estuviesen a la defensa de su vida, prontos a destruir, y matar, y acabar con toda fuerza armada del pueblo o provincia que viniese contra ellos, y aun sus niños y mujeres, y apoderarse de sus bienes… Ester 8:11

Pasado los hechos finales, Ester dio orden que en el mes de Adar fuera mes de gozo y celebración, recordándolo como la fiesta del Purim, el milagro de la sobrevivencia judía.

NOTA: Purim - fiesta que se establece por los judíos de Persia para festejar la salvación del pueblo. Mucho tiempo pasó para que las demás comunidades judías aceptaran esta fiesta como tal. Se festeja durante la fiesta leyendo el Libro de Ester, es tradición además enviar a un amigo dos porciones de comestibles por otro lado a los pobres y necesitados hacen dos regalos de metal (donativos).
Tanto uno como otro como símbolo afecto y cariño.

Cuenta el autor, que Mardoqueo se hacía grande en la casa del rey y famoso en todas las provincias.
Realmente este hombre judío había sido remunerado por Dios.

Riquezas, honra y vida 
Son la remuneración de la humildad y del temor de Jehová. Proverbios 22:4

Un versículo que vino a mi mente haciendo este estudio es el de Proverbios 21:1 que dice

Como los repartimientos de las aguas, así está el corazón del rey en la mano de Jehová; a todo lo que quiere lo inclina. Proverbios 21:1

En este versículo Dios nos da como ejemplo un rey, y nos muestra que el mismo no hace nada en la tierra sino es por la voluntad divina, el inclina el corazón del rey cuando el lo desea. O sea, el rey no hace lo que se le antoja, sino que a través de el, Dios hace su perfecta voluntad.
Así vemos como Dios a través del rey Jerjes, reveló su total soberanía.

Decíamos que en todo el libro no se menciona a Dios, pero si podemos ver toda su gloria que sale a través de cada acción hasta nuestros días. Son esos milagros ocultos que Dios hace en nuestras vidas diariamente, algunos de ellos no los percibimos, pero están.

Leyendo una revista judía “El koel” extraje lo siguiente que quiero compartir con ustedes…

D's se comunica con nosotros de muchas maneras. A veces es dramático como el rugido de un león, mientras que otras es sutil como un susurro. En nuestros días, llega frecuentemente como un murmullo y debemos ejercitar nuestro oído para poder escuchar su mensaje.












Parte 1 de Ester AQUI


Todo el material en este blog Siguiendo hacia la meta, tiene el copyright de su autora. Por lo que no se autoriza la reproducción, íntegra y/o parcial, de los temas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por darme el regalo de tu amistad.
Cada mensaje, cada comentario es una bendición para mi vida.