Gracias Señor


Quisiera ser Señor como un perfume a tus pies, olor fragante, postrada ante ti, enséñame a amarte cada día más, que pueda vivir cada día en tu verdad y justicia.
A través de tu Espíritu haz en mi, el lugar de tu reposo.
Miro atrás mi vida y veo que tu fidelidad ha sido tan grande sobre mi, me encontré vacía y sin esperanza tú viniste a mi, me llamaste te acepte y me pusiste nombre y fue entonces que mi existencia tuvo sentido
Mi vida entera te la doy, te la entrego renovando así cada día el pacto a través de tu hijo amado.
Mi alma tiene sed de ti, dame a beber hasta saciarme de tu presencia, porque eres digno de toda alabanza, eres gloria, eres fuego abrasador, eres susurro suave y eres calma, eres paz en medio de mis circunstancias, eres el canto que alegra mi alma y el agua que calma mi sed, eres la puerta que invita a mi alma a entrar a tu santuario cada mañana, eres el río el cual me hace desear sentarme a sus orillas para contemplarlo, eres Señor, eres mi Dios, y el gran Yo Soy, quien como tu, que eres magnifico en santidad. La Gloria, Honra y Alabanza sean eternamente para ti. Amén



Todo el material en este blog Siguiendo hacia la meta, tiene el copyright de su autora. Por lo que no se autoriza la reproducción, íntegra y/o parcial, de los temas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por darme el regalo de tu amistad.
Cada mensaje, cada comentario es una bendición para mi vida.