Cuando el creyente tambalea en la fe


Muchas veces el creyente se tambalea en el camino de la fe, se siente como en la cuerda floja, son verdaderamente difíciles esas situaciones tanto que a muchos les cuesta seguir avanzando y prontamente se encuentran ante una derrota espiritual.
Cuando un creyente se encuentra debilitado en la fe, le vienen las dudas, esto hace que frene el proceso de la bendición en la persona, dejándole sin fuerzas no permitiendo que prosiga el propósito de Dios en su vida, hice mención en un estudio que la fe es el escudo que nos protege contra los dardos que arroja Satanás contra nosotros. Si será importante entonces no permitir que nuestra fe tambalee.

Nota: Fe viene del sustantivo griego "pistis" que significa creer, confianza, fiabilidad, siendo esta en la lengua griega de uso común 

Son en esos momentos que Dios queda en silencio, por lo cual no quiere decir que El no este junto a cada creyente, simplemente queda en espera observando si realmente el creyente sigue las instrucciones de El.
Ahora bien, usted que está leyendo se preguntará de qué instrucciones estoy hablando.
Para entenderlo mejor les doy el siguiente ejemplo, cuando nosotros compramos cualquier electrodoméstico, vamos a ver que siempre trae un manual que contiene las indicaciones de uso, al igual Dios nos dejo un manual de vida que es su Palabra, donde encontramos las instrucciones precisas para cada momento difícil.

Siempre recuerdo una predica de mi Pastor hace muchos años, en la cual hizo el comentario de que muchos creyentes usaban la Biblia de antisudoral, explicándonos luego que son aquellos que van con la Biblia debajo del brazo para todos lados pero nunca la leen.
Luego acoto, que muchos no le daban a la Biblia la importancia real que ella tiene en la vida del creyente, cayendo en el error de solo usarla en las reuniones de la iglesia dejándola luego sobre algún mueble de la casa hasta la próxima reunión.

Si bien en ese momento unos que otros esbozamos una sonrisa ante este inteligente comentario, nos dimos cuenta de una realidad que estaba viviendo la iglesia en ese momento que era la falta de la lectura individual de la Palabra en muchos creyentes. Dios le mostró a su siervo que muchos estaban débiles en la fe y esa era la causa de muchos problemas dentro de la iglesia.
Con esta anécdota quiero que se comprenda que cada uno debe leer la Biblia que es la Palabra de Dios todos los días, y así la persona podrá distinguir su voz y podrá descubrir cuanto le ama porque la Biblia revela el carácter de Dios mismo, ya que Dios es amor.

El que no ama, no ha conocido a Dios; porque Dios es amor. 1 Juan 4:8

La Biblia contiene todo para que el creyente crezca saludable espiritualmente, cuando se comienza la lectura diaria, escudriñándola, se logra la confianza de creer, que en Dios todo es posible, entonces esas dudas que se tenían desaparecen.
Para lograr una fe poderosa es necesario creer en su Palabra y en las promesas de Dios que ella contiene, para estar en pie sin flaquear ante las diferentes circunstancias.

Nunca se apartará de tu boca este libro de la ley, sino que de día y de noche meditarás en él, para que guardes y hagas conforme a todo lo que en él está escrito; porque entonces harás prosperar tu camino, y todo te saldrá bien. Josué 1:8

La Palabra es nuestra autoridad y guía es como una brújula que nos indica el camino. El salmista David nos dice:

¡Cuán dulces son a mi paladar tus palabras! Más que la miel a mi boca. Salmos 119:1053
Lámpara es a mis pies tu palabra,  lumbrera a mi camino. Salmos 119:105

Y como Job debemos decir “Del mandamiento de sus labios nunca me separé; Guardé las palabras de su boca más que mi comida.” Job 23:12
Todo es posible cuando hay fe o sea que usted cree con confianza, sólo hay que fortalecerla a través de su Palabra.







Todo el material en este blog Siguiendo hacia la meta, tiene el copyright de su autora. Por lo que no se autoriza la reproducción, íntegra y/o parcial, de los temas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por darme el regalo de tu amistad.
Cada mensaje, cada comentario es una bendición para mi vida.