Por el valle de sombras




Muchas veces hay situaciones difíciles en el diario vivir por las cuales el creyente tiene que pasar, puede ser la muerte de un ser querido, inestabilidad en la familia o las injusticias en el trabajo, enfermedad, una tragedia, un hijo en las drogas, bueno como estas podríamos definir cantidad de situaciones, y que muchas veces lleva al creyente a caminar por el "valle de sombras".
Y es allí en el valle de sombras, que por momentos cruza por la mente el sentirse solo/a lo cual trae consigo, la angustia, la desesperación, la culpabilidad, el enojo, etc. una cantidad de sentimientos encontrados que le invaden y le hacen vulnerable.

Lo podemos comparar con una herida en nuestro interior cuanto mas la profundizamos, un dolor casi punzante invade todo el ser, a tal extremo que le hace sentirse igual que Job cuando reclamaba a Dios por la injusticia de la condición humana y trataba de encontrar a Dios.

¡Quién me diera el saber dónde hallar a Dios!
Yo iría hasta su silla. Expondría mi causa delante de él, y llenaría mi boca de argumentos.
Yo sabría lo que él me respondiese, y entendería lo que me dijera. Job 23:3-4-5

Como quisieras que en esos momentos te tomara entre sus brazos y así poder refugiarte en El.
Pero, tratando de sentirlo y no poderlo sentir se cae en el error de creer que se está solo/a como decíamos anteriormente.
Pero sal de ese error, ¡no estas solo/a! nuestro Pastor siempre esta junto a nosotros en todo momento, es en las pruebas que Dios permite, que mostremos nuestra fe en El.
Debemos creerle solo nuestro Dios puede sacarnos de esa prueba victoriosos.

...para que sometida a prueba vuestra fe, mucho más preciosa que el oro, el cual aunque perecedero se prueba con fuego, sea hallada en alabanza, gloria y honra cuando sea manifestado Jesucristo... 1 Pedro 1:7

O sea que nuestra fe debe ser probada, las pruebas cumplen un propósito divino, son una evaluación de cómo estamos delante del Señor. A través de ellas también vemos en que estamos débiles y ahí es donde tenemos que orar pidiendo fortaleza, por lo cual es una manera de estar mas dependiente de El.

Vamos a verlo como un atleta, la prueba te ayuda a fortalecer tu resistencia, es un ejercicio de entrenamiento que al finalizar te ayuda a madurar.

Hermanos míos, tened por sumo gozo cuando os halléis en diversas pruebas, sabiendo que la prueba de vuestra fe produce paciencia. Santiago 1:2

Alguna vez leí algo que me gustó y te lo comparto, “No debemos mirar la prueba debemos mirar a Dios que te espera cuando termine la prueba para bendecírte”.
Hay que recordar que el enemigo quiere que el creyente crea que es Dios quien envía la prueba que está pasando, si el creyente culpa a Dios por la situación que está viviendo el enemigo habrá logrado su objetivo, por eso se debe permanecer esperando en Dios en medio de la prueba la salida, y así el enemigo será avergonzado y vencido. 

Y como decía el Apóstol Pedro...

Mas el Dios de toda gracia, que nos llamó a su gloria eterna en Jesucristo, después que hayáis padecido un poco de tiempo, él mismo os perfeccione, afirme, fortalezca y establezca. 1 Pedro 5:10

O como Jeremías...

Oh Jehová, fortaleza mía y fuerza mía, y refugio mío en el tiempo de la aflicción... Jeremías 16:19










Todo el material en este blog Siguiendo hacia la meta, tiene el copyright de su autora. Por lo que no se autoriza la reproducción, íntegra y/o parcial, de los temas.

2 comentarios:

  1. Dios te bendiga muy lindo tu espacio...
    Seguí adelante!!! Dios te rebendiga y te fortalezca....
    Mariela.Saludos desde Argentina

    ResponderEliminar
  2. Gracias Mariela por tu saludo y por visitar mi rinconcito, Dios te bendiga grandemente a ti también.
    Cuando quieras pasa a visitarme serás bienvenida. un abrazo en el nombre de Jesús. Amén

    ResponderEliminar

Gracias por darme el regalo de tu amistad.
Cada mensaje, cada comentario es una bendición para mi vida.