Conforme al corazón de Dios


No nos cansemos, pues, de hacer el bien; porque a su tiempo cosecharemos, si no desmayamos. Gálatas 6:9

¿Porque Pablo, afirma en esta exhortación, que “no nos cansemos, de hacer el bien”? cuando pensé sobre este versículo, reflexione, que difícil es para muchos hacer el bien, fácilmente se cansan.
Vemos que Pablo cuando lo escribió pensaba en esto, será porque muchas veces le pagaron con mal el bien que hizo a tantos. En 2 de Timoteo leemos un pasaje que nos muestra la dura realidad que vivió Pablo en el último tiempo antes de su muerte.

Procura venir pronto a verme, porque Demas me ha desamparado, amando este mundo, y se ha ido a Tesalónica. Crescente fue a Galacia, y Tito a Dalmacia.
Sólo Lucas está conmigo. 2 Timoteo 4:9-11

Alejandro el calderero me ha causado muchos males; el Señor le pague conforme a sus hechos.
Guárdate tú también de él, pues en gran manera se ha opuesto a nuestras palabras.
En mi primera defensa ninguno estuvo a mi lado, sino que todos me desampararon; no les sea tomado en cuenta. 2 Timoteo 4:14-16

Nota: desmayar es igual que flaquear, desistir.

En el momento que mas necesitaba, lo dejaron solo, que tremendo debe haber sido esto.
En Gálatas se nos muestra, hasta que punto el Apóstol Pablo sufría por aquellos que el llamaba “hijitos”.
Notamos que el, se preocupo de dejar claro, la importancia de hacer el bien, en la carta a los tesalonicenses, leemos.

Y vosotros, hermanos, no os canséis de hacer bien. 2 Tesalonicenses 3:13

Estas palabras de exhortación vienen hasta nuestros días, debemos entonces ver que actitud debemos tomar.

¿Qué es lo que nos insta a hacer el bien al prójimo?
Ante esta pregunta hay una sola respuesta, el amor de Jesucristo en nosotros. Nuestro corazón debe estar conforme al de Cristo, unánime con el Señor, comprendiendo que desea de nosotros, para hacer su voluntad.
Tenemos un ejemplo en la Biblia de un personaje que nos muestra que tenía el corazón conforme a Dios, ese era David.
Samuel lo expresa en 1 Samuel 13:14.

...Jehová se ha buscado un varón conforme a su corazón, al cual Jehová ha designado para que sea príncipe sobre su pueblo...

El alcanzo a estar conforme a Dios, porque lo anhelaba.
La palabra “alcanzo” nos muestra un proceso de cambio en su vida, un proceso que por supuesto llevó su tiempo, el Señor le fue cambiando su carácter por el de El, y así mismo le sucede al creyente que anhele a Dios.

NOTA: Anhelar - Desear una cosa de manera intensa y ansiosa

Cinco pasos importantes para el creyente.

* Primero que nada debemos negarnos a nosotros mismos.

Cuando nacimos de nuevo al ser salvos, nuestra vieja vida murio.
Para vivir en vida nueva, debemos negarnos diariamente a nosotros mismos, lo que significa permitir que El haga su total voluntad en nosotros, de tal manera que el Señor reciba la gloria en todo lo que hagamos.

* No debemos buscar en el bien que hagamos, nuestro reconocimiento.

Esto significa que debemos hacerlo desinteresadamente, no esperando nada a cambio, sino hacerlo con verdadero amor, sin fingimiento.

* No debemos jactarnos delante de otras personas del bien que hicimos.

La soberbia es un pecado, de la cual la Biblia dice:

....Dios resiste a los soberbios, y da gracia a los humildes. Santiago 4:6

Lo contrario a la soberbia es la humildad, este es un fruto importante que debe tener cada creyente, el cual se debe pedir que el Espíritu Santo le revista. Recordemos que el hombre por su condición pecaminosa tiene la tendencia entre otras cosas a ser soberbio.

* Debemos recordar siempre que como al mismo Jesús muchas veces, nos pueden pagar con mal el bien que hagamos, pero si Jesús, que es Dios, los perdono y nosotros estamos en Cristo, ¿que haremos?

* Debemos esforzarnos en hacer el bien.
Cuando el Apóstol Pablo nos habla, “No nos cansemos, pues, de hacer el bien” nos insta a hacer un esfuerzo, ¿Por qué? porque muchas pueden ser las cosas que nos pueden detener en hacer el bien y desanimarnos en hacer lo que es correcto. Porque no era facil en el tiempo de Pablo y menos ahora, donde tenemos que batallar dentro de una sociedad sin valores...... la verdad, no es fácil.

Recordemos este hermoso versículo que esta en Proverbios 3:3

Nunca se aparten de ti la misericordia y la verdad; Atalas a tu cuello, escríbelas en la tabla de tu corazón; Y hallarás gracia y buena opinión ante los ojos de Dios y de los hombres.

Cuando el hacer el bien a los demás se hace cotidiano en nuestra vida, el mal ya no tiene cabida en nosotros.
Que bien nos sentimos cuando hacemos el bien, nuestra alma se llena de gozo y alegría, nuestro corazón se reconforta.
Así se confirma lo que esta escrito en Proverbios:

A su alma hace bien el hombre misericordioso...... Proverbios 11:17

Alguna vez nos hemos preguntado, si estamos atentos en los sufrimientos de los demás, cuantas personas a nuestro alrededor hay sin esperanza, sola/o, con falta de afecto o heridas en lo mas profundo de su corazón, personas que necesitan a alguien que con amor les extienda las manos para ayudarle, para salir de la situación en que están.

En todo os he enseñado que, trabajando así, se debe ayudar a los necesitados, y recordar las palabras del Señor Jesús, que dijo: Más bienaventurado es dar que recibir. Hechos 20:35












Todo el material en este blog Siguiendo hacia la meta, tiene el copyright de su autora. Por lo que no se autoriza la reproducción, íntegra y/o parcial, de los temas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por darme el regalo de tu amistad.
Cada mensaje, cada comentario es una bendición para mi vida.