El reino de los cielos es semejante...

Las reflexiones nos ayudan mucho a meditar sobre diferentes aspectos de nuestro diario vivir.
Podríamos decir que en la mayoría de las ocasiones las reflexiones nos sirven ante aquella situación que ante nuestros ojos son imposibles de pasar.

Las reflexiones nos hacen más conscientes de que las cosas además de ser como son también dependen de cómo las vivimos




Otra parábola les refirió, diciendo: El reino de los cielos es semejante al grano de mostaza, que un hombre tomó y sembró en su campo; el cual a la verdad es la más pequeña de todas las semillas; pero cuando ha crecido, es la mayor de las hortalizas, y se hace árbol, de tal manera que vienen las aves del cielo y hacen nidos en sus ramas. Mateo 13:31-32

La semilla de mostaza en el tiempo de Jesús era considerada la más pequeña de los granos, de las cuales se conocían 13 variedades distintas.
Jesús en esta parábola nos cuenta como de esta pequeña semilla, que nadie podía tenerla en cuenta puede salir un enorme y frondoso árbol y para dar la proporción de altura que podía llegar a tener este árbol a los que estaban allí oyéndolos se los resalta diciendo donde las aves de los cielos hacen sus nidos.
Vemos entonces que Jesús compara su Reino con esta semilla.
Porque como esta pequeña semilla dio comienzo el Reino de Dios, la palabra nos dice que Jesús nació para el mundo de padres sencillos, sin ninguna notoriedad, que nació en un humilde pesebre. Si bien el día de su nacimiento y días posteriores muchos se acercaron a adorarle y testificaban lo que había sucedido, podemos decir que Jesús pasó sus treinta años aparentemente inadvertido, hasta el día que es bautizado por Juan y luego yendo a Galilea comienza su ministerio de 3 años.
La Biblia nos declara en Juan 1:35-51 como poco a poco se fueron sumando sus seguidores, y así sucesivamente hasta conformarse los 12 discípulos, los cuales forma para organizar el trabajo para el Reino.
Vemos que más tarde instruye, comisiona y envía a 70 obreros para esparcir la palabra del Reino, así pasan los 3 años de su ministerio y llega el momento en que Jesús es crucificado, y cuando con su muerte todo daba entender que había fracasado, al tercer día resucita en poder y gloria.
En Hechos, la Biblia nos dice que el día de Pentecostés se añadieron 3000 personas a los que ya estaban, vemos hasta nuestros días como de una pequeña semilla, se a convertido en lo que es actualmente la iglesia, un árbol frondoso, un cuerpo de Cristo. Hoy, podemos decir con gozo ¡que feliz soy de pertenecer al Reino de Dios!






Todo el material en este blog Siguiendo hacia la meta, tiene el copyright de su autora. Por lo que no se autoriza la reproducción, íntegra y/o parcial, de los temas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por darme el regalo de tu amistad.
Cada mensaje, cada comentario es una bendición para mi vida.