La salvación



Para comenzar debemos considerar que desde que Adan y Eva (nuestros primeros padres) pecaron desobedeciendo a Dios, fuimos separados de la gracia de Dios. Y este pecado original trajo la muerte al ser humano.

Romanos 5:12
Por tanto, como el pecado entró en el mundo por un hombre, y por el pecado la muerte, así la muerte pasó a todos los hombres, por cuanto todos pecaron.

Entonces nuestra naturaleza es pecaminosa y somos culpables ante Dios, siendo merecedores de tal castigo. Podriamos decir para entenderlo, que es la herencia que se transmite de generacion a generacion. El salmista nos dice en Salmos 51:5

He aquí, en maldad he sido formado, Y en pecado me concibió mi madre.

Ya que Dios castiga el pecado tanto en esta vida como en la venidera, debia enviar a alguien en nuestra ayuda para que esto se revertiera, alguien que nos trajera la salvacion eterna.
Para entender mejor esto, primeramente iremos al Antiguo Testamento para ver como la salvación es considerada con otro sentido diferente al que Cristo trajo consigo.
Para comprender bien esta afirmación, debemos primero analizar en si, la palabra salvacion.

Si bien en hebreo salvacion tiene diferentes terminos vamos a destacar uno, la palabra Yasha, que es la que realmente se utiliza en el Antiguo Testamento.
Este termino da el significado o mejor dicho la idea de estar con comodidad y libertad (estar a sus anchas).
Para explicarlo mejor, esta idea podia ser personal o de todo el pueblo, era el paso de estar en una limitación impuesta o aflicción (enemigos, esclavitud, enfermedad, etc) a una de libertad y gozo.
Claro esta, que debe haber un salvador para que esa salvacion se concrete y vemos claramente en el Antiguo Testamento la referencia a Dios como salvador.
Debemos entender que para el pueblo hebreo era muy importante dejar bien asentado que la salvacion era por medio de Dios.

Doy a modo de ejemplo, Exodo 14:30

Así salvó Jehová aquel día a Israel de mano de los egipcios; e Israel vio a los egipcios muertos a la orilla del mar.

Deuteronomio 33:29

Bienaventurado tú, oh Israel. ¿Quién como tú, Pueblo salvo por Jehová ..........

Salmos 3:8

La salvación es de Jehová; Sbre tu pueblo sea tu bendición. Selah

Exodo 15:2

Jehová es mi fortaleza y mi cántico, Y ha sido mi salvación.......

Y cuando Ana oro 1 de Samuel 2:1

Y Ana oró y dijo: Mi corazón se regocija en Jehová, Mi poder se exalta en Jehová; Mi boca se ensanchó sobre mis enemigos, Por cuanto me alegré en tu salvación.

Tambien vemos que, aun cuando el pueblo de Israel se habia apartado de la voluntad de Dios, los profetas una y otra vez le traian la promesa escatologica de la salvacion.
Algunas de las tantas menciones que hace el Antiguo Testamento:

Isaias 43:3

Porque yo Jehová, Dios tuyo, el Santo de Israel, soy tu Salvador; a Egipto he dado por tu rescate, a Etiopía y a Seba por ti.

Isaias 43:11

Yo, yo Jehová, y fuera de mí no hay quien salve.

Isaias 45:17

Israel será salvo en Jehová con salvación eterna.......

Jeremias 33:16

En aquellos días Judá será salvo.......

Asi vemos como el pueblo hebreo aplicaba la palabra “salvacion” pero sucede otra idea distinta en el Nuevo Testamento sobre esta palabra que viene del griego sözö “salvar” del cual se traduce en los textos y versiones de la Biblia (La Septuaginta) al hebreo “yasha” y sus diferentes sentidos.
Si bien vemos que en el Nuevo Testamento se mantenia todavía una asociación de la palabra con el concepto del Antiguo Testamento (desgracia, enfermedad, ejemplos: Mateo 8:25, Mateo 9:20-22), en cambio lo que se queria transmitir ahora con esta palabra era la definición de las personas que son libradas de la muerte o tambien el mantenerlas vivas (sanar, preservar, asegurar).

NOTA:  Septuaginta – Durante el periodo 280-250 a de C, el pueblo de Israel bajo la dominacion griega, es traducido el Antiguo Testamento del hebreo y arameo al original del griego. A estos libros traducidos se le denomina “La Septuaginta”

Debo dejar claro que en realidad ya se tenía el concepto de la salvacion como tal en el periodo que fue la época de 400 años (antes del nacimiento de Jesús hasta la llegada del Señor), denominada intertestamentaria” o por determinados estudiosos como “el silencio biblico”
Esto lo comprobamos por los diferentes episodios que se encuentran en el Nuevo Testamento y que da veracidad que los que seguian o estaban alrededor de Jesús ya tenian el concepto de la salvacion asociada a la resurrección y el siglo venidero.
Pero la relacionaban con que si guardaban la ley obtendrian la salvacion.

Cuando Jesús llega cambia todo, El venia con la mision principal de cambiar el interior del corazon del pueblo judio, hacia la sanidad emocional y la libertad espiritual.
En pocas palabras, el vino a traer la solucion relacionada entre el hombre y el pecado que lo separaba de Dios.
Recordemos lo que Jesús dijo, lo leemos en Lucas 19:10

Porque el Hijo del Hombre vino a buscar y a salvar lo que se había perdido.

Y en Juan 3:17 leemos:

Porque no envió Dios a su Hijo al mundo para condenar al mundo, sino para que el mundo sea salvo por él.

En el maravilloso versiculo del Evangelio de Juan 3:16 leemos:

Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna.

O sea, nosotros deberiamos haber muerto por nuestros pecados, pero por el contrario, Dios envia a su unico hijo para morir en la cruz, El se pone en lugar nuestro y paga con su muerte el pecado de cada uno de nosotros.

Siendo no merecedores de esto tan grande, Dios en su infinita bondad proveyó que Jesús fuera nuestro salvador. Solo por medio de Jesús, esa es la verdadera salvacion.

En el Nuevo Testamento vemos que Maria se llena de gozo y expresa.

......Y mi espíritu se regocija en Dios mi Salvador....... Lucas 1:47

Leemos tambien cuando los samaritanos creyeron, en Juan 4:42

.....sabemos que verdaderamente éste es el Salvador del mundo, el Cristo.......

Y el apóstol Pablo afirma, Romanos 8:1

Ahora, pues, ninguna condenación hay para los que están en Cristo Jesús, los que no andan conforme a la carne, sino conforme al Espíritu.

El da vida a todo aquel que esta muerto en pecado, Efesios 2:1

Y él os dio vida a vosotros, cuando estabais muertos en vuestros delitos y pecados, en los cuales anduvisteis en otro tiempo, siguiendo la corriente de este mundo

Entonces diremos que la salvacion verdaderamente es una obra de la gracia de Dios.






Citas de: Reina Valera 1960. Sociedades Biblicas Unidas




Todo el material en este blog Siguiendo hacia la meta, tiene el copyright de su autora. Por lo que no se autoriza la reproducción, íntegra y/o parcial, de los temas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por darme el regalo de tu amistad.
Cada mensaje, cada comentario es una bendición para mi vida.