La apostasia


Hoy vamos a tocar un tema que es “la apostasía”, según la Biblia se iba a dar en los postreros días.
Para comenzar vamos al capitulo 4 de 1 de Timoteo del versículo 1 al 10.

Pero el Espíritu dice claramente que en los postreros tiempos algunos apostatarán de la fe, escuchando a espíritus engañadores y a doctrinas de demonios; por la hipocresía de mentirosos que, teniendo cauterizada la conciencia, prohibirán casarse, y mandarán abstenerse de alimentos que Dios creó para que con acción de gracias participasen de ellos los creyentes y los que han conocido la verdad.
Porque todo lo que Dios creó es bueno, y nada es de desecharse, si se toma con acción de gracias; porque por la palabra de Dios y por la oración es santificado.
Si esto enseñas a los hermanos, serás buen ministro de Jesucristo, nutrido con las palabras de la fe y de la buena doctrina que has seguido.
Desecha las fábulas profanas y de viejas. Ejercítate para la piedad; porque el ejercicio corporal para poco es provechoso, pero la piedad para todo aprovecha, pues tiene promesa de esta vida presente, y de la venidera.
Palabra fiel es esta, y digna de ser recibida por todos.
Que por esto mismo trabajamos y sufrimos oprobios, porque esperamos en el Dios viviente, que es el Salvador de todos los hombres, mayormente de los que creen.

Aquí el Apóstol Pablo comienza esta parte de la carta enfatizando al Espíritu Santo como revelador de esta profecía. Dejando ver que no era Pablo hombre, sino que el era la herramienta por la cual el Espíritu de verdad se manifestaba para decir esa verdad.
Primero antes que nada para entrar en el tema, vamos a ver según el diccionario, lo que significa en si la palabra.

Apostasía: Negación de la fe cristiana o abandono de las creencias en que uno ha sido educado.

Queda claro entonces, que según este pasaje se iban a levantar hombres que desviarían de la fe cristiana a los creyentes con engaño y estos abandonarían sus creencias, para irse tras esas nuevas creencias.

Es como dice Pablo son muchas veces arrastradas por hipócritas mentirosos que confundiéndolos los sacan de la fe verdadera.
Ahora bien, somos concientes por todo lo que vemos en el mundo que los tiempos que habla Pablo se están cumpliendo, pero, ¿cuando comenzó?
Si nos remontamos a los primeros cristianos, a la muerte de los discípulos y en siglos posteriores la iglesia tomo un rumbo diferente donde la verdad se acomodaba según la cultura o la idiosincrasia de las personas o los pueblos.
Tanto es así que la iglesia católica romana se fue degenerando a tal punto que no solamente se vendían las indulgencias, sino que se fomentó la idolatría, el auto flagelarse, el no casarse buscando una santidad entre comillas, y muchas veces el excluir alimentos como en la semana santa que se prohibía no comer carne ni lácteos o sus derivados toda la semana, épocas además de poder y muerte, instaurando el temor y todo esto en nombre de Dios, es así que la iglesia católica romana se impuso logrando desviar a las personas de la verdad.
A principio del siglo XVI, de pronto la iglesia católica se vio amenazada por hombres que buscaban la verdad, hombres como Martín Lutero o Juan Calvino, que se levantaron para denunciar estas doctrinas, comenzando así una lucha fuerte contra esas enseñanzas de hombres, y es de ellos que nace el protestantismo.
Poco a poco el protestantismo se fue afirmando, pero sucedió que muchos no teniendo la guía del Espíritu Santo se apartaran de la verdad estableciendo falsas doctrinas, formando grupos falsos o sectas que hasta el día de hoy existen. Es en este punto que tenemos que hacer un breve paréntesis para definir a grandes rasgos las características de una secta.

Estas sectas según Josh Mc Dowell en su libro “estudio de las sectas” enumera algunas de las particularidades que estas tienen.
De las que presenta en su libro, yo extraje las siguientes:

* Una característica propia de todas las sectas es la presencia de falsas enseñanzas acerca de la persona de Jesucristo, distintas a las presentadas a la luz del cristianismo bíblico e histórico 2 Corintios 11:3-4

* Algunas sectas tienen sus escritos sagrados, o una fuente de autoridad que pasa por encima de la Biblia.
Ejemplo: los mormones, secta Moon, testigos de Jehová, etc.

* una de las enseñanzas que están totalmente ausentes de todas las sectas es el evangelio de la gracia de Dios. Siempre enseñan que hay que creer en Jesucristo y hacer “esto” o “aquello”. Añaden algo a la doctrina de la salvación por gracia.

* Tienen un concepto inadecuado de la Santísima Trinidad o la niegan por completo. Dicen que es de origen pagano o satánico.

Bueno como dije anteriormente son algunas de las manifestaciones de estos grupos falsos.

Ahora bien, vemos que en el tiempo de Jesús las personas se aglomeraban alrededor de El, por diferentes motivos, buscando milagros, sanidades u otras necesidades, si analizamos la situación de las personas que se acercan a una iglesia hoy día, veremos que esto no ha variado mucho desde el tiempo de Jesús.
Si leemos los evangelios, Jesús enfatizó muchas veces, que las personas no todas se acercaban a el para buscar lo espiritual, sino aquello por lo cual tenían necesidad.
Por ejemplo lo leemos en el reparto de panes y peces (Juan 6:1-14), después del reparto de estos, la gente lo buscó y al encontrarlo le preguntaron:

Rabí, ¿cuándo llegaste acá?
Respondió Jesús y les dijo: De cierto, de cierto os digo que me buscáis, no porque habéis visto las señales, sino porque comisteis el pan y os saciasteis.
Juan 6:26

Se lee claramente que estas personas no buscaban a Jesús porque les habían creído que el era el Cristo, tristemente podemos decir que hoy día pasa exactamente lo mismo, buscan en que Dios los puede bendecir sea en lo económico, en la salud, etc.
Y son a estos débiles en la fe que satanás los seduce, arrastrándoles a lugares que están contaminados por la mentira y el engaño.

Yo hablaba de las sectas como parte de esta apostasía que estamos viviendo, pero lamentablemente tenemos que hacer una revisión dentro de nuestras iglesias, pastores que caen en la apostasía tan sutilmente que ni ellos mismos se dan cuenta. Hay muchos mensajes de predicadores que no tienen la guía del Espíritu Santo, esto conlleva a que el pueblo de Dios escuche predicas que no estén alineadas con la palabra de Dios.
Por otro están también aquellos que hacen de sus iglesias grandes empresas, con los beneficios de ofrendas y diezmos del pueblo de Dios.
Estas malas acciones son las que nos hace recordar a los que lucharon y murieron para desterrar todas esas cosas.
Siempre debemos acordarnos que nosotros somos salvos por la gracia, y que nada nos puede separar de esa gracia salvo el pecado, y apostatar es pecado.

Quisiera por último que leyéramos en 2 de Tesalonicenses 2:1-6

Pero con respecto a la venida de nuestro Señor Jesucristo, y nuestra reunión con él, os rogamos, hermanos, que no os dejéis mover fácilmente de vuestro modo de pensar, ni os conturbéis, ni por espíritu, ni por palabra, ni por carta como si fuera nuestra, en el sentido de que el día del Señor está cerca.
Nadie os engañe en ninguna manera; porque no vendrá sin que antes venga la apostasía, y se manifieste el hombre de pecado, el hijo de perdición, el cual se opone y se levanta contra todo lo que se llama Dios o es objeto de culto; tanto que se sienta en el templo de Dios como Dios, haciéndose pasar por Dios.

No nos toca a nosotros saber el día pero los tiempos se están dando, vasta sólo mirar a nuestro derredor, cuando Pablo habla de que “no os dejéis mover fácilmente de vuestro modo de pensar”, nos está alertando que debemos estar firmes en la Palabra de Cristo, cualquier doctrina fuera de lo enseñado por Jesús y sus apóstoles debemos desecharla. Esto es muy importante en la salvación de su alma. Se debe buscar más que nunca a Dios, conocerlo, escudriñando las escrituras, orando y humildemente pidiendo ven a nosotros Señor Jesús.






Todo el material en este blog Siguiendo hacia la meta, tiene el copyright de su autora. Por lo que no se autoriza la reproducción, íntegra y/o parcial, de los temas.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por darme el regalo de tu amistad.
Cada mensaje, cada comentario es una bendición para mi vida.