Somos valiosos para Dios



Jesús tenía una gran compasión por los pobres y los desamparados. El era defensor de los débiles, amigo de los pecadores y el Salvador de todos. El demostró el amor del Padre hacia Su creación, enseñando siempre que somos de un valor incalculable para Dios. Somos tan valiosos que el mando a su hijo único a morir por nosotros. Juan 3:16
  
Dios no desecha a nadie, lo vemos en muchos pasajes de la Biblia, pero hay uno que vamos a ver, y es cuando Jesús es invitado a la casa, de Simón el fariseo.
En esa cena una mujer pecadora, se entera que esta Jesús en la ciudad, y se presenta, dice el relato en la casa de Simón, allí ella unge los pies de Jesús con una libra de ungüento que costaba lo equivalente al salario de un año para la época. Lucas 7:37-38

En ese tiempo se acostumbraba, que el dueño de casa pidiera al siervo que lavara los pies al convidado que llegaba a la casa, debido al polvo del camino. Sin embargo vemos que Simón el fariseo, no lo hizo, en cambio esta mujer ungió los pies de Jesús como un acto de devoción y sin saberlo ungió a Jesús para su muerte que acontecería una semana después. Simón pensando para dentro de el, denigra a la mujer y pone en tela de juicio la credibilidad de Jesús.
Es ahí, cuando Jesús conociendo sus pensamientos, hace la comparación de actitud entre el y la mujer. Notemos que ser un mal anfitrión era vergonzoso en esa época, y así había actuado Simón, sin embargo Jesús a la mujer, la pone como ejemplo de hospitalidad.
Lo vemos cuando Jesús le dice a Simón, Un acreedor tenía dos deudores: el uno le debía quinientos denarios, y el otro cincuenta; y no teniendo ellos con qué pagar, perdonó a ambos. Di, pues, ¿cuál de ellos le amará más? Lucas 7:41-43

Ahora leyendo el relato de Simón y la mujer pecadora, ¡quien necesito mas perdón y menos perdón?
Podemos saber a través de su Palabra que Dios ama a su creación, ama a cada uno de nosotros, El te da la oportunidad de que te arrepientas de tus pecados y lo recibas en tu corazón, aceptarlo o no es tu decisión.









Todo el material en este blog Siguiendo hacia la meta, tiene el copyright de su autora. Por lo que no se autoriza la reproducción, íntegra y/o parcial, de los temas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por darme el regalo de tu amistad.
Cada mensaje, cada comentario es una bendición para mi vida.